Mar-31-2019

¡Que este mes no termine nunca!

Tranquilo, ya sabemos lo que estás pensando… a nosotros también nos gusta cuando llega la navidad, el día de acción de gracias ¡y qué decir de Halloween! Todos los meses del año son especiales, pero marzo representa especialmente UNA CELEBRACIÓN DE TODXS.

Cuando conmemoramos el Mes de las Mujeres exaltamos esas grandes historias que ocurren todos los días en la intimidad de nuestro hogar, en el lugar de trabajo, en la escuela, en el transporte público y en cualquier rincón del mundo. Celebramos su diversidad, su compromiso con el mundo y su invaluable aporte a la sociedad.

En cada uno de nosotros está sembrada la semilla de una mujer esforzada y valiente que llamamos “mamá” y que nos despierta el amor más tierno y leal. Pero también está el ejemplo y el cuidado y el apoyo de una hermana, de una amiga, de una compañera de trabajo. Muchas personas llevan consigo el sabio consejo de una maestra, de la abuela o de una empresaria exitosa.

¿Por qué es tan importante esta celebración?

Hace tan solo 100 años las mujeres no podían vestirse libremente, votar, pertenecer a las ejército, divorciarse, abrir una cuenta bancaria, acceder a ciertas carreras universitarias o utilizar métodos anticonceptivos. Tampoco podían conducir un auto o administrar los bienes matrimoniales.

Hoy en día, muchas de las grandes compañías del mundo son lideradas por mujeres profesionales y competentes que impulsan su crecimiento. Los gobiernos más importantes del mundo confían en las mujeres sus funciones diplomáticas y gestiones públicas. Los medios de comunicación depositan en sus hombros la responsabilidad de informar con veracidad y prontitud. En ciencia y tecnología son importantes motores del cambio y desde numerosas organizaciones sociales promueven la construcción de una sociedad más igualitaria.

En PREXCO queremos que todos los días se evidencien acciones en favor de la equidad de género y que entre todos generemos nuevas oportunidades para la inclusión de las mujeres en espacios laborales, políticos, culturales y de otra índole. Soñamos con una sociedad en la que las mujeres sean valoradas y exaltadas todos los meses del año, día a día, sin importar su condición.

¡Que las rosas y los chocolates nunca terminen! pero que tampoco acaben el respeto, la igualdad y el reconocimiento hacia las mujeres de todo el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *